Cambio de bombines

Si necesita una cambio de bombines o bombin, no dude en contactar con un profesional que pueda cambiar bombines de serreta, de seguridad, con llave incopiable, anti rotura, blindados, de puertas acorazadas, anti bumping, de buzón, de garaje, etc. Y es que un experto cerrajero no tendrá bombillo que se le resista y si fuera el caso, encontrará la mejor solución, ya sea haciendo una sustitución, cambiando la combinación del cilindro o reparando el bombillo.

Es importante que cuenten con materiales de primerísimas marcas así como personal cualificado para que pueda brindar a sus clientes un servicio de calidad y a un precio económico, ya que lo muy barato siempre sale caro, aunque lo económico no se encuentra reñido con la calidad. Hay marcas que dan muy buenos resultados como Fichet, Cisa, Azbe o Mcm, aunque no hay que estar cerrados a otras opciones, ya que siempre hay que buscar lo que satisfaga a los clientes.

Por eso mismo también es importante que estén a disposición de los mismos las veinticuatro horas del día durante todos los días del año, llevando en el taller móvil, bombillos de recambio para poder hacer sustituciones, así como las piezas que sean necesarias para reparar en el momento los bombillos, sin importar la hora ni el día que sea.

Y es que en un vehículo de un cerrajero de 24 horas, siempre hay que llevar rspuesto de todo y con diferentes precios y calidades, para que no suceda lo que en ocasiones, que algún cliente se ha quedado en la calle sin poder entrar en su casa por la noche, y ha recurrido a los servicios de un cerrajero muy económico, quien puede optar por cambiar el bombillo por otro más barato, corriendo el riesgo de que al poco tiempo, el mismo se quede bloqueado por la poca calidad y no permitiendo ni entrar ni salir de casa.

Por ello no hay que dejarse engañar y contratar profesionales de calidad para mantener la cerradura en buen estado y evitar sorpresas muy desagradables.

Precio de un bombin

Lo mejor es dejarse asesorar por un profesional sincero, honesto y que sea de fiar, ya que hay veces que no hace falta gastarse demasiado dinero en un bombillo, pudiendo colocar uno medio si la puerta por ejemplo, cuenta con un escudo de protección además de cerrojo.

Si no se tiene un escudo de protección correcto ni ningún otro cierre de seguridad, lo mejor sería la instalación de un bombin que sea de buena calidad para ponérselo difícil a los ladrones. Por este motivo un buen cerrajero le va a asesores sobre la instalación del bombillo dependiendo de las necesidades y de sus circunstancias. Hay muchos bombillos que oscilan entre los veinte euros y los cuatrocientos cincuenta, por eso es importante dejarse asesorar por alguien de confianza.

Bombines de alta seguridad

Estos bombillos ofrecen mucha tranquilidad y se basan en un concepto nuevo que incluye tres mecanismos con los que se maximiza la protección. Uno de ellos es la llave, que presenta un resorte revolucionario de interacción móvil en el extremo. Se acopla con un exclusivo vástago a la parte de atrás del mecanismo con lo que crea otra línea de corte.

Además cuentan con una tarjeta de autorización con cinta magnética que solo permite configurar el código de llaves con la misma, no existiendo otra forma de duplicarlas. Por último cuentan con una bocallave exclusiva que se basa en el distribuidor de la barra del cierre.

Por otra parte hay una máquina duplicadora para llaves de seguridad nueva, que se conecta al software de llaves para poder generar duplicados automáticos o combinaciones.

En cualquier caso se recomienda el bombín Mult Lock MT5 por distintas razones. Una es porque está fabricado en Europa, lo que quiere decir que cumple con las normas ISO y UNE, asegurándonos así futuras eventualidades, ya que cuenta con una garantía de dos años.

Además sus engranajes son de acero y sus pines combinan con el acero inoxidable y la alpaca por lo que resiste muy bien a las inclemencias atmosféricas y al paso del tiempo. Por último está diseñado para evitar llaves bumping y ataques con ganzúas y como ya hemos comentado anteriormente, su llave es incopiable.

Bombin de serreta

Este bombin es un cilindro que se monta encima de un metal cilíndrico que va sujeto al cuerpo de la cerradura con unos pitones de metal. Estos últimos generalmente son de latón aunque también pueden ser de acero. Este sistema se encuentra diseñado para funcionar cuando se articula la cerradura de sobreponer o la cerradura de embutir, funcionando para ambas. Además es el más común en puertas interiores y el más económico, siendo la mejor opción cuando no existe demasiado peligro, como por ejemplo para una puerta de un trastero dentro de la vivienda o para un armario. Rara vez se colocan en puertas de seguridad ya que no es conveniente por la escasa seguridad que ofrecen, ya que se puede abrir fácilmente sin necesidad de usar herramientas sofisticadas.

Bombines con llave incopiable

Estos bombines son también anti bumping, anti ganzúa y anti taladro, indicados para viviendas e instalaciones que buscan una alta seguridad. Se caracterizan porque solamente se puede duplicar la llave con una tarjeta de propiedad. Además se puede llevar un control de firmas y hacer una limitación de la copia de las llaves.

Con las llaves de seguridad se puede tener un control de acceso, siendo también productos homologados que cumplen con toda la normativa europea en lo referente a seguridad, analizando la resistencia del cilindro tanto ante ataques leves como violentos.

Bombines anti-bumping y anti-rotura

Prácticamente todos los bombines de seguridad son anti rotura y anti extracción, ofreciendo duna resistencia física mayor gracias a su núcleo de acero que está endurecido con pitones de acero niquelado. Además cuenta con una barra de acero con otros cuatro pitones que bloquea el rotor frente a llaves falsas. Este rotor suele ser antiextracción por ambos lados del bombillo.

Resisten estupendamente al paso del tiempo y pueden ser de bronce con un tratamiento galvanizado de alta resistencia en varias capas, así como protección frente a la corrosión. Sus componentes internos son de acero niquelado y la llave es de alpaca, aunque con un baño de plata niquelada sin corrosión que se encuentra garantizada durante diez años.

El montaje de este cilindro no es demasiado complicado pudiendo hacerse tan solo con dos destornilladores, aunque eso sí, requiere de unos conocimientos concretos y del conocimiento de los protocolos de seguridad que se necesitan para mantener la seguridad de los clientes.

Bombin blindado

Estos bombines son también conocidos como bombillos de seguridad y se usan para puertas acorazadas y blindadas. Este bombín puede disuadir por sí solo a un ladrón, por lo que contar con uno de ellos junto con una puerta de blindada, es fundamental para vivir tranquilos, aunque sean un poco más caros, ya que contar con un cilindro en su puerta de hace diez años, es prácticamente como tener la puerta abierta para los ladrones. Por eso pida presupuesto sin compromiso a su cerrajero de confianza y asegúrese su tranquilidad y la de los suyos.